Agudiza tu astucia y ¡no seas burro!

juego de mesa no seas burro

Agudiza tu astucia y ¡no seas burro!

¿Quieres disfrutar con un juego de mesa muy divertido? Su nombre es muy sugerente: No seas Burro. ¿Te atreves a probarlo?

En Cife hemos unido el tradicional juego de cartas conocido como El Burro con otros elementos de lo más divertidos. El resultado: un juego de mesa al que todos sabrán jugar, risas y más risas. ¿Quién terminará siendo el burro?

El objetivo final de este juego de mesa es coger la zanahoria antes que los demás y no convertirte en burro. Así es. Por muy tierno que nos pueda parecer este simpático animal, en este caso, quien más se parezca a él, perderá. ¡La diversión está asegurada!

Pero, empecemos por el principio. Como en cualquier juego de cartas, hay que empezar por ahí, por repartir las cartas. En No seas Burro encontrarás 4 familias de burros de 4 cartas cada una. También diademas con orejas de burro, hocico de burro y zanahorias.

Una vez repartidas las cartas, cada participante deberá reunir, lo antes posible, una familia de burros del mismo color. Ésta es la emoción de este juego de mesa. El primero que lo consiga deberá gritar la palabra “burro” y coger una de las zanahorias.

Pero siempre habrá sobre la mesa una zanahoria menos que el número total de participantes. Así que, quien sea el más lento en reaccionar y se quede sin zanahoria, perderá la ronda. Entonces tendrá que colocarse uno de los elementos para irse convirtiendo en burro. El primero que tenga las dos orejas y el hocico de burro, perderá la partida.

Pero perdedor y ganadores siempre ganarán en diversión. ¡Todos! ¿Te imaginas las risas al ver a tus contrincantes y a ti mismo convirtiendoos en burro? ¿A quién le quedarán mejor las orejas?

Ya sabes, afina tu estrategia y tu rapidez, comparte risas y emoción con tu familia o tus amigos. Y, sobre todo, ¡no seas burro!

Si te ha molado lo que has leído, ¡no te vayas sin haberlo compartido!
  •  
  •  
  •  
  •