Peluches, los mejores amigos de los peques

peluches

Peluches, los mejores amigos de los peques

Los beneficios que los peluches aportan a los bebés son múltiples. Durante la infancia, estos muñecos blanditos, suaves y agradables pueden llegar a convertirse en los mejores amigos de los peques. En algunos casos, se hacen hasta inseparables. Veamos por qué:

  • Desarrollo del tacto. El primer contacto con los peluches ya es placentero para los pequeños. Conocer la experiencia del “tacto suave” les proporciona alivio del estrés, sensación de paz y confort.
  • Seguridad. En los primeros años de vida, la compañía de los peluches hace que los pequeños se sientan seguros y les cueste menos separarse de la protección de los adultos. Así superan de una forma menos traumática el sentimiento de abandono, por ejemplo, a la hora de dormir solos, de ir a la guardería, etc. Se fomenta así la confianza de los peques en sí mismos.
  • Desarrollo de las emociones. Los peluches forman parte de la vida de los más pequeños. Con ellos pasan gran parte del día y la noche. Al crearse un vínculo tan estrecho entre el muñeco y el peque, se fomenta que los niños expresen su alegría, miedos y deseos.
  • Fomento de la creatividad. Otra actividad recurrente para los peques es jugar a inventar mundos imaginarios donde los protagonistas de las historias serán tanto el niño como su amigo de peluche.
  • Desarrollo de las habilidades sociales. A través de la relación con su amigo de peluche, el peque puede entender cómo relacionarse con sus amigos o con los adultos. El juego de rol desarrolla un papel importante en este sentido, ya que el peque puede actuar como el adulto que cuida al peluche o como si éste fuera su amigo. Así compartirá con él momentos de juego y complicidad que luego podrá trasladar a la vida real.

Hasta los 6 años, el peluche puede convertirse en el acompañante perfecto. Será el amigo fiel que siempre irá con los peques. A partir de esa edad, comienza una nueva etapa de desarrollo y los peluches deben pasar de ser un “amigo” a convertirse en un juguete. Pero este juguete seguirá siendo un aliado perfecto para continuar el aprendizaje y el desarrollo.

En Cife y Glop Games contamos con diferentes modelos de peluches que pueden cumplir a la perfección las funciones que acabamos de enumerar. Por ejemplo, los peluches Tsum Tsum grandes, medianos y pequeños de Cife se adaptan a peques de diferentes edades, que podrán coleccionar los distintos tamaños a la vez que van creciendo.

Por su parte, los peluches Flipazoo de Glop Games ofrecen la posibilidad de tener dos peluches en uno. Con estos juguetes los peques conocerán, además, diferentes especies animales: jirafa, elefante, mono, tortuga…

Los peluches Lullabrites, por su parte, serán los compañeros de sueños perfectos. Con su suave luz y su dulce música, pueden acompañar a los más pequeños a la hora de ir a la cama. Con su nuevo compañero no tendrán miedo a la oscuridad ni a separarse de sus padres.

Los Tummy Stuffers también cumplen una función importante para el aprendizaje de los más pequeños. A la vez que disfrutan de su peluche aprenden a mantener el orden, ya que pueden guardar en este peluche tragón sus juguetes, su ropa o pijama, etc.

Pero el Glop Games vamos un paso más allá y sumamos también los peluches interactivos como los ositos Luv’n Learn. Son juguetes muy entretenidos y divertidos y, además, actúan como herramientas para ayudar en el aprendizaje de los más pequeños.

¿Con cuál de ellos te quedas?

Si te ha molado lo que has leído, ¡no te vayas sin haberlo compartido!
  •  
  •  
  •  
  •